June 28, 2017

PUNTARENAS. Costa Rica Reggae dijo presente en el Festival de Reggae Latino “La Resistencia” 2014 en el San Lucas Beach Club de Puntarenas el pasado 8 de marzo. Poco a poco se fue llenando lo que resultó ser un inmejorable escenario para un concierto de roots al aire libre, con amplias instalaciones, puestos de comidas y bebidas, servicios sanitarios, mucho orden y lo principal: un ambiente de playero entre piscinas, palmeras y al calor del puerto. Pero vamos a la música. Los teloneros fueron los costarricenses de Ojo de Buey que se encargaron de calentar el ambiente con su repertorio. Para ese momento gran parte del público apenas hacía ingreso al concierto. En el cierre de su presentación, los nacionales enloquecieron al público con el solo de “caracol” de Andrés Cervilla, realmente hipnotizante y ejecutado de manera impecable. Fue la primera ovación de la noche. ATERRIZARON LOS GROUNDATION Para sorpresa de algunos, los siguientes en aparecer en escena fueron los californianos de Groundation. Una banda musicalmente impecable con Harrison Stafford a la cabeza, acompañado de sus dos carismáticas coristas que incitaban al baile africano y por supuesto su sección de “pitos” que destacan siempre en las canciones de Groundation. Pero quien se robó el show fue el bajista Ryan Newman. Realmente un gran músico. Sin palabras. Durante toda la presentación fue sobresaliente. Newman castigó el bajo a placer y dio cátedra de una impecable ejecución. TRANSICIÓN CULTURAL Después vendría Cultura Profética. Los puertorriqueños liderados por el bajista Willy Rodríguez también demostraron su calidad impecable, pero quedaron debiendo la mayoría de sus canciones más conocidas. Destacaron los solos de órgano de Egui Santiago y también la mano del ingeniero de Cultura Profética que generó una mejora considerable y exquisita en el sonido. Willy advirtió que darían paso al siguiente show, el cual ellos también deseaban escuchar. Abandonaron el escenario sin encore y muchos asistentes que venían a ver a Cultura como plato principal se retiraron. Otros aprovechaban para sentarse a descansar las piernas para el cuarto grupo de la noche. CIERRE EXPLOSIVO Alexandre Carlo y los muchachos de Natiruts salieron a escena y pronto ya tenían el San Lucas Beach Club de cabeza. Guitarras acústicas, coros, vientos y la contagiante pronunciación del portugués hicieron caer en trance al público con temas como Presente de um Beija-Flor y Quero ser feliz tambén. Además mucha interacción con el público en “purtuñol” metió a la gente en el show que traían los Natiruts. “Los esperamos en Brasil con los brazos abiertos para el Mundial. Viva Costa Rica”, comentó Alexandre. En esta presentación fue destacable el trabajo del percusionista Denis Conceição, quien ocupaba en el escenario el espacio que usualmente lleva la batería. Su ritmo, presencia y entrega se ganó el respeto del público. Otro detalle fue el encargado de operar las luces durante el show de Natiruts. Simplemente un artista de las luces que también hizo arte en Puntarenas. Texturas con el humo, rayos y una interacción exquisita iluminando al publico en los momentos clave, le metió una magia especial al show de los brasileños. El festival organizado por la productor Rising Sound finalizó cerca de las cuatro de mañana casi con el rising sun. Hasta la próxima. Por Iván Meza imezak@gmail.com Fotos tomadas del Facebook Page de Ojo de buey, Cultura Profetica y Natiruts. Alex Diaz y Kiko Peres.

crreggae